Cortinas para pisos pequeños

Comprar cortinas para pisos pequeños, que les favorezcan y no les hagan parecer aún más escuetos de lo que son, no es imposible. Hay que tener en cuenta una serie de criterios que nos ayuden a aportarle luminosidad y amplitud. En Pujadas i Martí llevamos muchos años ofreciendo este servicio de asesoramiento a nuestros clientes y clientas. Por ello, hemos considerado oportuno escribir este artículo con el que esperamos ayudarte a conseguirlo.

 

Cortinas para pisos pequeños

Muchas personas consideran que en un piso pequeño no se pueden colocar cortinas. Esto no es verdad. La realidad es que, no sólo se pueden colocar cortinas sino que ayuda a que se pueda percibir como un lugar más amplio, luminoso y llamativo. Haciendo que las personas que lo habitan disfruten más y tengan una mayor sensación de bienestar.

Para conseguirlo, basta con que sigas unas pautas sencillas a la hora de escogerlas. Son las siguientes:

 

1. Tejidos vaporosos

Los tejidos vaporosos dan una sensación liviana que aporta calidez al espacio en el que se encuentran. Además, dejan que entre el aire porque no ponen mucha resistencia, lo que es especialmente importan

En este sentido los tejidos visillo o similares son la elección perfecta. Los puedes encontrar con diferentes dibujos en su superficie.

 

2. Cortinas de colores claros

Las cortinas de colores claros hacen que las habitaciones en las que se encuentran se vean más amplias y grandes. Por ello, al escoger tu tejido del hogar, lo mejor es optar por este tipo de colores. Mejor si son naturales pues crean una sensación agradable de bienestar. Ideales son los blancos (en toda su gama) pero también los beige, grises claros, etc.

3. Largos infinitos

Sé generosa con el largo de la cortina. Con ello consigues que no haya márgenes visuales que acorten el espacio y parezca que el suelo no tiene final. Si observas las propuestas de las diferentes tiendas de decoración, las cortinas reposan unos diez centímetros sobre el suelo. Como si les vinieran grandes.

4. Ocupa toda la pared que puedas

Olvídate de los marcos de las ventanas y ocupa las paredes laterales de las cortinas. Con ello vas a conseguir que parezca que hay un gran ventanal donde posiblemente no lo haya. Y al hacerlo con un color claro, parece que el espacio es mucho mayor.

5. Combina el color de las cortinas con el de las paredes

De esta forma parecerá que hay una continuidad entre ambas y no se ponen límites visuales al espacio. Nuestra sensación será mucho más placentera. Si consigues el mismo tono, muchísimo mejor. Habrás dado en el clavo.

 

6. Cortinas lisas mejor que estampadas

Aunque hay tejidos estampados preciosos que nos atraen mucho por su originalidad o elegancia, en un piso pequeño hay que huir de ellos. Mejor cortinas lisas, que no hagan que el espacio se empequeñezca, que es lo que hacen los estampados en estos casos.

 

7. Cuelga las cortinas lo más cerca del techo que puedas

Esta colocación consigue que las paredes parezcan mucho más altas y generas una sensación espacial mucho mayor de espacio sinfín. Para ello, pega la barra o el sistema de anclaje de la cortina junto al techo, dejando únicamente como margen, el espacio que necesitas para que el tejido pueda moverse con facilidad.

 

En cualquier caso, si quieres acertar de lleno al elegir tus cortinas para pisos de pequeño tamaño, no lo dudes y ven a visitarnos. En Pujadas i Martí tenemos todo lo que necesitas para estos casos. Y, al ser fabricantes, podemos confeccionar las cortinas en las medidas que requiera tu piso. Por ello, ante cualquier duda, ven a vernos y te aportaremos soluciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.