Medidas de seguridad en las cortinas

El interior de una vivienda es un espacio peligroso en el que un niño pequeño se expone a numerosos peligros. Algunos de ellos están relacionados con las cortinas. De ahí que sea importante adquirir o instalar medidas de seguridad relacionadas con los diferentes sistemas de cortinaje que hay en el mercado.

En todos los casos, los cordones o sistemas de cierre que emplean algún tipo de cordón o tira de cuerda o nylon son la principal causa de muerte por estrangulamiento infantil. Especialmente en la población entre los seis y los dieciocho meses de edad, es decir, desde que comienzan a andar hasta que toman conciencia de qué se puede hacer y qué no se debe hacer porque entraña un peligro.

Medidas de seguridad en cortinas ninos

En cualquier caso, estas edades son aproximadas y nunca debemos bajar la guardia ante un niño o niña de corta edad. Razón por la que debemos prestar atención a su existencia y a la manera con la que podemos desarrollar medidas de seguridad en las cortinas.

 

Medidas de seguridad en las cortinas de cordones

Las cortinas que tienen cordones son los sistemas de cerramiento que entrañan mayor peligro. Esto se debe a que los pequeños juegan con el sistema poniéndoselo alrededor del cuello como si se tratara de un collar, lo que puede provocar su asfixia al dar vueltas sobre sí mismo o girar por accidente.

Así pues, si tienes este sistema de cierre de las cortinas en el interior de tu vivienda debes recogerlos para que no estén al alcance de los menores; aunque lo más recomendable es que sean sustituidas por otros sistemas. Especialmente, en los dormitorios infantiles, donde, además, debemos evitar colocarlos cerca de camas y cunas.

Medidas de seguridad en las cortinas de cordonesHay personas que deciden que acortar la longitud de los cordones y consideran que eso es suficiente para evitar el peligro. Como solución alternativa existe en el mercado unos sistemas de enrollacortinas con los que se evita la accesibilidad de los pequeños a los cordones de las cortinas y persianas del hogar, evitando su manipulación. Son sistemas circulares similares a dos platos de pequeño tamaño, que se instalan en la parte superior de la cortina y con el que se protege a los menores de tropiezos y estrangulamientos. Para ello, el sistema permite que se enrolle el cordón de la cortina dentro del dispositivo y no quede al alcance del pequeño.

Medidas de seguridad en los estores

Medidas de seguridad en estoresLas cortinas tipo estore también entrañan peligro para los más pequeños del hogar. Y, de nuevo, lo son por el cordón con el que se recogen. Para evitarlo, muchos fabricantes han incluido sistemas de contrapeso de seguridad que evitan accidentes relacionados con estos elementos.

Este sistema se compone de una terminación para la cadena que, en lugar de dejar suelto el hilo o la cadenilla de la persiana, la sujeta a la pared con unos tornillos. De esta manera el hilo o cadena del estore queda totalmente tenso y pegado a la pared. Lo que evita que el niño pueda jugar con él o manipularlo a su antojo.

 

Medidas de seguridad en otras cortinas

En las cortinas que usan sistemas de cordones internos, como las conocidas como Romanas el peligro es muy similar. Y es que los pequeños suelen emplear las cortinas para esconderse, lo que les lleva a descubrir la existencia de los cordones que permiten su recogida por muy cerca que esté de la tela.

 

En cualquier caso, desde el año 2001 se ha impuesto la tendencia de que los sistemas de cortinaje no deben llevar cordones. En su lugar se ha optado por la instalación de métodos de recogida completa del cordón o de recogida automática del mismo, lo que supone un gesto importante para consolidar la seguridad en nuestra vivienda.

Si aún así queremos asegurarnos de que no existe peligro en nuestro hogar, podemos solicitar la opinión de expertos en cortinas. Para ello basta con acercarse a una tienda que confeccione estos elementos decorativos y plantearles nuestro caso particular. Ellos nos indicarán cuál es la mejor manera de actuar.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.