Ideas de proyectos increíbles que puedes hacer con cortinas.

Proyectos increíbles con cortinas

Las ideas con cortinas tienen cada vez más protagonismo en la decoración de nuestras viviendas. Muestra de ello es la mayor presencia que estas tienen en las colecciones que las empresas de decoración dedican a ellas.

Su constante renovación, la incorporación de nuevos tejidos a su confección y la renovación de sus cortes hacen que hoy día sea más frecuente cambiarlas que lo que podían imaginarse nuestras madres.

Para que seas consciente de por dónde se desarrolla el mundo del cortinaje, en Pujadas i Martí hemos redactado este artículo en el que te mostramos los proyectos más novedosos del mercado. Presta atención y escoge cuál será el que aplicarás a tu vivienda con la próxima llegada de la primavera.

 

Nuevos proyectos para hacer con cortinas

La incorporación de materiales nobles a la decoración es cada vez más frecuente. De entre todos ellos destaca el protagonismo de la madera, que en sus diferentes versiones, es la preferida por muchas personas. Con ello se le da un aire más natural y cálido a la estancia, además de que se apuesta por elementos biodegradables.

Esta presencia se puede materializar tanto en la barra que soporta la cortina como el los tejidos con que confeccionaremos la misma. En el primer caso la opción más trasgresora es el empleo de una rama de árbol como barra. Para ello es importante que limpies la rama de nudos y bifurcaciones que pudieran impedir el movimiento del tejido de un lateral a otro de la ventana. También puedes comprar la barra ya tratada en una tienda de decoración. En este caso hay una ventaja clara: que no será atractiva para que los insectos aniden en ella o se alimenten de su celulosa.

Otra opción que gana adeptos es aquella que integra elementos artesanales en muchos casos casi perdidos. Es el caso, por ejemplo, del macramé. Esta técnica de dibujar con nudos y cuerda es muy atractiva para vestir una puerta permitiendo la entrada de luz y dándole un toque original al mismo tiempo. Además, si eres amante de los ambientes rústicos es una opción viable y sencilla. El macramé puedes hacerlo personalmente con los colores y estilos que más te gusten o, si no eres muy mañosa, comprarlos ya elaborados. En tiendas especializadas puedes encontrarlos sin problemas.

Una variante de esta cortina es la que se elabora con trapillo. Este material es mucho más sencillo de encontrar dado que se ha puesto de moda en los últimos años para hacer bolsos y complementos. En este caso sólo te hace falta una barra sencilla y ovillos de este material en los colores que quieras. Dado que este material tiene cuerpo suficiente, basta con que los anudes a la barra y los dejes caer hacia el suelo para crear una cortina. En este sentido, puedes jugar con los distintos colores y con los diferentes largos para crear dibujos y sensaciones diferentes en tu cortina. Una manera sencilla y cómoda de acotar los espacios dejando que entre la luz en su interior.

Para quienes gustan de emplear las cortinas tanto para calibrar la luz como para crear ambientaciones, nada mejor que los estores perforados. Se trata de unas cortinas realizadas en tejido plástico o similar que cuentan con unas perforaciones en su superficie que dejan pasar la luz creando diferentes dibujos. Los más habituales son aquellos que recrean los cielos estrellados o las constelaciones. Son especialmente útiles cuando se quieren colocar en lugares donde se necesita poca luz durante algunos momentos del día y se quiere aprovechar la iluminación exterior pero en su justa medida.

ideas con cortinas

 

Para llevar a cabo todos y cada uno de estos proyectos puedes contar con los profesionales que trabajan en Pujadas i Martí. Personas con mucha experiencia que conocen todos y cada uno de los estilos que hay en el mercado, así como los materiales con los que se ejecutan e incluso las novedades que lanzan las casas fabricantes temporada tras temporada. De ahí que podamos asesorarte en todo momento de la mejor solución para tu espacio o vivienda. No lo dudes y ven a visitarnos antes de tomar una decisión definitiva. ¡No te arrepentirás!

¿Por qué usar cortinas en tu hogar?

¿Por qué usar cortinas en tu hogar?

Aunque es habitual usar cortinas en todas las estancias de nuestra vivienda, ¿somos conscientes de su importancia? ¿De las funciones que cumplen y de cómo contribuyen a nuestro bienestar? Lo cierto es que no; por lo general no conocemos la razón por la que empleamos cortinas en nuestro hogar.

En Pujadas i Martí, como expertos en cortinas y sistemas de cortinaje, queremos que seas plenamente consciente de por qué usas cortinas en u hogar, de ahí que hayamos redactado el siguiente artículo.

usar cortinas

¿Por qué usar cortinas en tu hogar?

Si hiciésemos esta pregunta a una persona cualquiera, posiblemente no sabría qué responder. Tras unos segundos, algunas de ellas nos hablarían de la costumbre y, finalmente, una pequeña parte de la población se referiría a su aspecto estético. Sin embargo, usar cortinas son mucho más que un elemento decorativo; cumplen funciones importantes en nuestra vivienda. Muchas de ellas relacionadas directamente con nuestro propio bienestar. Para que tomes consciencia de ellas te destacamos las más relevantes:

  1. Nos ayudan a regular la entrada de luz y de calor en el interior de la vivienda. Esto es útil tanto en verano como en invierno, ya que por motivos diferentes debemos evitar y/o aprovechar (dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos) el contacto del Sol con nuestro hogar. De esta manera podremos calentar o refrescar la estancia dependiendo del momento en que nos encontremos, lo que nos ayudará a conservar una buena temperatura en el interior de la habitación evitando tener que recurrir a los sistemas de refrigeración o calentamiento artificial, lo que se traduce, además, en un ahorro en la factura de la electricidad. Para conseguir todo ello, lo mejor es que tengas dos tipos de cortinas: uno para invierno y otro para el verano, de manera que los distintos tejidos te ayuden a conseguir las temperaturas deseadas.
  2. Efecto relajante. Los colores y dibujos de nuestras cortinas deben ser una elección personal, con la que estemos a gusto y que identifiquemos como nuestros. De esta manera cuando lleguemos a nuestra casa tras una larga y agotadora jornada de trabajo, su presencia nos ayudará a relajarnos. En el mercado puedes encontrar una gran variedad de tonalidades y estampados, incluso puedes personalizar su aspectos con fotografías o motivos que hayas dibujado o fotografiado tú mismo.
  3. Nos ayudan a conseguir privacidad. Las cortinas evitan las miradas curiosas, lo que se traduce en un aumento de nuestra intimidad. Esto es especialmente relevante en las viviendas, sobre todo cuando nuestras ventanas dan a una o varias calles y el piso que ocupamos está a una altura baja; pero también es notable en las oficinas o despachos profesionales, Y es que muchos de ellos tienen paredes de cristal y es inevitable que la gente mire lo que estás haciendo cuando pasa junto a ellas.
  4. Te ayudan a descansar. Gracias a usar cortinas puedes crear ambientes de descanso en los que prime la oscuridad total. Un hecho complicado de alcanzar especialmente cuando vivimos cerca de una farola o en una zona donde hay muchos espacios comerciales con letreros luminosos. Para esta situación lo mejor es escoger un sistema de cortinaje doble que, además, nos aísle del ruido exterior.
  5. Nos ayudan a mantener limpio el interior de nuestra vivienda. Las cortinas hacen de pared para frenar la entrada de polvo en el interior de las casas u oficinas, por lo que nos ayudan a mantener un aceptable nivel de salubridad.
  6. Seguridad. Cuando echamos las cortinas, no sólo evitamos las miadas curiosas también imposibilitamos que nos espíen, por lo que es un interesante recurso de seguridad para proteger nuestra vivienda. Teniendo las cortinas echadas nadie puede saber si estamos dentro o fuera de nuestra casa; lo que hacemos en ella o quiénes nos acompañan.

 

Así pues, las cortinas son elementos fundamentales para tu hogar, de ahí que tengas que ser muy cuidadosa en su selección y en su instalación. Aspectos en los que destacamos los profesionales que trabajamos en Pujadas i Martí, una empresa con mucha experiencia en el sector y un amplio conocimiento de todo tipo de soluciones de cortinaje. De manera que, si quieres tener unas cortinas buenas, bonitas y funcionales; no lo dudes y ven a visitarnos.

 

Tendencias en cortinas para vestir la casa

Tendencias en cortinas para vestir la casa

Tu casa también puede estar a la última sin necesidad de hacer grandes cambios o de invertir una gran suma de dinero. No estamos hablando de obras o de cambiar muebles; hablamos de cómo utilizar tendencias en cortinas para vestir la casa.

Y es que el sector del hogar lanza todas las temporadas nuevas propuestas para adaptarse a las necesidades de las personas, incorporando al catálogo, tejidos inteligentes, nuevos estampados, nuevos diseños… Todo con lo que poder dar un nuevo aire a tu vivienda.

 

Tendencias en cortinas

Las novedades en cortinaje se diferencian atendiendo al espacio de la casa que se quiera vestir. De ahí que tengamos novedades y propuestas distintas atendiendo al lugar en el que se colocan las cortinas.

De esta manera podemos decir que las tendencias en cortinas (en lo que a dormitorios se refiere) es emplear el mismo tejido en las cortinas que el cubrecama, la colcha o el edredón. Es decir, conformar un todo unificado en el que colores, estampados y texturas formen parte de un mismo mosaico de propuestas. Los diseños se guían, pues, por el concepto de la armonía.

Para los salones, los diseñadores se mueven entre el estilo minimalista (en el que las cortinas tienen una forma sencilla y se aposta por tejidos voluptuosos al tiempo que traslucidos. Se trata de que permitan la entrada de la luz natural al tiempo que favorezcan la privacidad de quienes se encuentran en su interior. En este aspecto llama la atención que se hayan introducido elementos metálicos tanto para las terminaciones de las cortinas, como en sus detalles decorativos y rieles. También se apuesta por los motivos geométricos y florales, que ganan terreno a los colores únicos.

Se trata, en definitiva, de eliminar la sobriedad con un toque elegante y nuevo.

 

Cortinas para las cocinas

En lo que respecta a las cocinas, los diseñadores de interiores apuestan por la continuidad decorativa con el mobiliario. Es decir, las cortinas deben ser del mismo color y del mismo estilo que los muebles, para no desentonar. Ganan fuerza las cortinas hasta la mitad de la ventana y aquellas que se asemejan a los tradicionales visillos. Para darle un toque diferente incorpora unos lazos originales para su cierre lateral o central. Un cinturón, una cuerda, un lazo con borla… escoge el que más te guste e incorpóralo a la cortina.

En las cocinas también ganan terreno los estores enrollables, decorados o de un único color.

Tendencias en cortinas

Para los baños la solución que se impone son los vinilos decorativos, sobre todo aquellos que personalizamos. Estas propuestas son muy útiles y no estorban la apertura o cierre de las ventanas ya que van pegadas a los cristales.

 

En lo que respecta a las habitaciones pequeñas los especialistas apuestan por los tejidos ligeros, sin muchos estampados y de corte sencillo, De manera que ayudemos al entorno a parecer más grande de lo que realmente es y no aparezca pequeño. En este sentido ganan terreno las cortinas tie and dye. Es decir, cortinas que se tiñen desde los bordes dobladas o arrugadas para que creen efectos sobre el tejido.

 

En Pujadas i Martí tenemos todas las novedades que se lanzan al mercado en lo que a cortinaje se refiere. De ahí que nuestros profesionales puedan asesorarte o informarte sobre cada uno de ellos con todo lujo de detalles.

 

Si, por otro lado, lo que quieres es dar un nuevo aire a tu vivienda, apostando por las soluciones clásicas; no te preocupes. También contamos con existencias de tejidos y cortes tradicionales. Todo para que tu hogar se adapte a aquello que deseas.

 

 

10 tipos de telas de cortinas para acertar

10 tipos de telas de cortinas para acertar

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de telas con que realizar las cortinas de nuestro hogar. Sin embargo, no todas son idóneas para una vivienda, por lo que es necesario antes valorar cada una de ellas de manera particular. De ahí que en Pujadas i Martí hayamos realizado el siguientes post para ayudarte a ver los árboles entre tanto bosque de materiales y acabados.

10 tipos de telas para cortina con los que acertarás

Hay diez tipos de telas para cortinas con los que acertaremos al confeccionar nuestras cortinas. Son los siguientes:

  1. Telas para cortinas realizadas en algodón. Se trata de la opción más básica, la tradicional y la que más versatilidad suele tener. En este caso es un tejido natural, que se obtiene directamente del fruto de una planta, por lo que no suele contener productos químicos. El aire suele circular a través de él, por lo que está especialmente recomendado para cubrir ventanas de zonas con corriente, ya que podemos aprovecharnos de esta condición durante el verano y mantenemos frescas las estancias sin necesidad de recurrir al aire acondicionado. Esta misma facultad le convierte en un tejido aliado contra la humedad por lo que mantiene a raya los hongos.  Además, se trata de un tejido muy resistente, por lo que puedes emplearlo tanto en zonas de paso como en habitaciones de niños.
  2. Telas para cortinas de poliéster. En este caso estamos ante un tejido artificial de gran resistencia. Se obtiene a partir del petróleo y tiene una gran dureza al tiempo que es muy dúctil. Desde su aparición en el mundo de la moda, se ha empleado para muchas cosas, especialmente para la confección de textiles del hogar. Presenta muchas ventajas, aunque destaca sobre todas su capacidad para absorber colores. De ahí que podamos encontrar tejidos de poliéster con gran variedad de colores y estampados. Es, además, muy ligero, por lo que se pueden confeccionar cortinas de gran tamaño sin que temamos el momento en que tengamos que descolgarlas para su limpieza. Y precisamente su limpieza es otra de sus particularidades, se ensucian mucho menos que otros tejidos ya que su componente plástico le permite repeler buena parte del polvo que hay en el ambiente. Además, hay que destacar que son tejidos de precios muy asequibles.
  3. Telas de lino para cortinas. En este caso se trata de un tejido natural, que al igual que el algodón transpira muy bien y repele la humedad. La principal característica de estas telas es su caída, lo que permite realizar unos plisados de gran belleza en los espacios en los que se colocan las cortinas confeccionadas con este material. Eso sí, su precio es muy elevado, por lo que no es frecuente encontrar cortinas confeccionadas sólo y exclusivamente con lino.
  4. Telas de cortinas que combinan poliéster y algodón. Es el tejido más empleado para la confección de cortinas. Se trata de un tejido de precio asequible que tiene una gran resistencia y se puede decorar o tintar de muchas maneras diferentes. Además tiene un tacto suave y está indicado para todo tipo de estancias.
  5. Telas de cortinas de viscosa. En esta ocasión la tela es una fibra de celulosa regenerada, lo que permite el empleo de tintes y estampados sobre su superficie, al tiempo que tiene mucha caída y resistencia. Este tejido también lo encontraremos con el nombre de rayón y está especialmente recomendado para zonas calurosas.
  6. Telas para cortinas de algodón, poliéster y lino. Con esta combinación de materiales se consigue una tela que tiene propiedades de todos los materiales beneficiándose de cada uno de ellos. El porcentaje de lino es muy pequeño ya que de otra manera el precio del tejido se dispararía.
  7. Telas para cortinas de lanaSe trata de telas a las que se les ha introducido fibras de lana para que sean más suaves y tengan más cuerpo. De esta manera se consigue otra caída y más aislamiento.
  8. Telas de cortinas de PVC. La principal característica de estos tejidos es que son impermeables, por lo que están especialmente indicados para los locales comerciales, sobre todo los que cuentan con una parte exterior.
  9. Telas para cortinas de poliéster y PVC. Es otra de las combinaciones que podemos encontrar en el mercado no es habitual, pero suele emplearse sobre todo en espacios comerciales.
  10. Telas para cortinas de poliéster y  viscosa. De nuevo, una combinación de tejidos artificiales para conseguir nuevos acabados, imprimaciones y, sobre todo, nuevas prestaciones en lo que a cortinas se refiere.

Todas estas telas para cortina están disponibles en las tiendas de Pujadas i Martín, tanto en la física como en la virtual. Por lo que no tienes más que ponerte en contacto con nosotros y te la serviremos en unos días. Además, podemos asesorarte en caso de que a pesar de todo lo que te hemos contado, sigues teniendo dudas al respecto de las telas para cortinas. No dudes en escribirnos.

 

 

 

9 ideas de decoración con cortinas

9 Ideas de decoración con cortinas

Si buscas una manera rápida y sencilla de redecorar tu casa, las cortinas pueden ser una solución viable. Y es que este elemento ofrece muchas posibilidades para crear ambientes y redefinir espacios. Para ayudarte a conseguirlo te ofrecemos las siguientes ideas de decoración con cortinas:

 

1. Escoge los colores que mejor se ajusten a la actividad de cada habitación. De esta manera conseguirás crear el ambiente necesario para poder dormir, cocinar, comer, reposar o trabajar. Esto es imprescindible si queremos que nuestra casa sea acogedora.

2. Cortinas para iluminar una estancia. Aunque el objetivo principal de una cortina es tapar la ventana que cubre, dependiendo del tipo de tejido que empleemos en su confección dejará pasar más o menos luz. De ahí que podamos regular la entrada de luz en una habitación (y por extensión iluminar una estancia) empleando un tejido u otro.

3. Cortinas que separan espacios. Colocar rieles en distintos lugares de espacios diáfanos nos ofrece la posibilidad de colgar cortinas y cerrarlos a nuestro antojo. Así, por ejemplo, en un salón comedor se podrían realizar dos actividades independientes sin que una tenga que afectar a la otra. Los paneles japoneses son también una solución en este sentido, ya que sus paneles se superponen cerrando y abriendo espacios a capricho de su propietario.

4. Dibujar tamaños. Las cortinas blancas o en tonos claros hacen que los espacios pequeños parezcan mayores a simple vista. Esto se debe, fundamentalmente, a que dejan que la luz entre con más facilidad y la vista entiende todo como un continuo. Igual ocurre con las habitaciones que tienen los techos muy elevados. Colocar unas cortina oscuras, de dos colores o con rayas horizontales, hacen que las dimensiones de las paredes se acorten y parezca más baja y acogedora.

5. Crear elegancia. Si queremos distinción, lo mejor es instalar cortinas de telas nobles y en colore naturales. El lino, en este sentido, es la mejor de las opciones disponibles. Mejor si estas cortinas, además, tienen plisados.

6. Cortinas multiusos. Si necesitas espacio y quieres aprovechar las cortinas para darles un uso que vaya más allá del meramente decorativo, puedes colocarles unos bolsillos en la parte de debajo de las mismas. Esto es especialmente práctico para habitaciones juveniles o en estudios profesionales donde se requiere de muchos huecos en los que poder organizar objetos.

7. Mosquiteras o doseles. Para dar un aire romántico y protegernos de los mosquitos o las corrientes de aire, nada mejor que un dosel de cortinas. Se puede realizar en una sola pieza o con varias cruzadas. Lo importante es que cumplan doble función.

8. Cortina de tela y estor. Estos dos sistemas de protección de las ventanas son complementarios y, en muchos casos, tener a mano ambos puede ser muy práctico. De esta manera, por ejemplo, podemos graduar la entrada de luz con mucha más eficacia y crear un ambiente de trabajo o recogida atendiendo al tipo de cortina que seleccionemos.

9. Protegernos de los curiosos desde las puertas. Coloca cortinas a un metro de las puertas utilizando decoración con cortinas. Deben tener el mismo tamaño que la puerta y ser un tanto gruesas u opacas para marcar hasta dónde pueden llegar las miradas de quienes se asomen al interior de nuestra vivienda cuando abramos la puerta. Una manera de delimitar el espacio personal del público sin tener que instalar una puerta de cristales intermedia y pudiendo ganar ese espacio para el interior cuando lo deseemos.

 

Y estas son sólo algunas de las ideas de decoración con cortinas que hay en el marcado. En Pujadas i Martí tenemos muchas más. Llámanos o ven a vernos para que podamos ayudarte a materializar tu proyecto de decoración con cortinas. A buen seguro no te arrepentirás.

El poder de las cortinas en la decoración de una habitación

El poder de las cortinas en la decoración de una habitación

Las cortinas son elementos determinantes en la decoración de una habitación. De ellas dependen: la entrada de luz y calor al interior; la creación de un ambiente propicio para el descanso o la realización de una actividad, o simplemente crear un espacio agradable.

Así pues, cuando estemos decorando una habitación no debemos subestimar el poder de las cortinas; pues puede cambiar completamente el aspecto de nuestra vivienda. Y es que, por ejemplo, si una habitación es muy pequeña y colocamos unas cortinas muy largas y barrocas (con tejidos pesados y ocupando mucho espacio de los laterales de las ventanas) posiblemente la estancia parecerá aún más pequeña de lo que realmente es. Esto se debe a que visualmente, las cortinas acotan nuestra visión del entorno lo que se traduce en un abigarramiento del espacio. Es decir, al percibir muchos elementos en pocos metros cuadrados nos da la sensación de que no hay lugares libres; de que todo es más pequeño de lo que realmente resulta ser.

En estos casos, por ejemplo, lo mejor es colocar unas cortinas sencillas, de colores claros, y a ser posible hasta donde llega la ventana. Así pues, si la ventana llega hasta la mitad de la pared, la cortina debería ocupar ese mismo espacio; no más. Así dejamos lugares libres a la visión y apoyamos la sensación de amplitud.

las cortinas

 

Cortinas para espacios con características singulares

Un ejemplo del poder de las cortinas en la decoración de una habitación está relacionado con el tipo de tejido que escogemos para la misma. Si seleccionamos un tejido muy grueso, no dejará pasar la luz, lo que se traducirá en un entorno oscuro y poco apetecible. Si, por el contrario, escogemos un tejido vaporoso, de colores claros, que deje pasar la luz a través de él, la estancia aparecerá llena de claridad, lo que se traduce en un estallido de energía y en una invitación a permanecer en su interior.

Otro caso más de la importancia de las cortinas en la decoración de nuestro hogar es aquel que se emplea para cubrir ventanas que son cortas, anchas o una combinación de ambos aspectos. En este caso se trata de considerar varias alternativas escogiendo aquella que más nos guste. Así, hay que tener en cuenta la zona en la que se cuelgan las cortinas, la cantidad de tela que se va a necesitar, y, por supuesto, nuestras preferencias.

Cuando las ventanas son anchas y cortas, la opción más viable pasa por emplear cortinas que sean más altas que los marcos de la ventana. Comenzando en el techo y llegando hasta el suelo se crea el efecto de que las ventanas son más altas de lo que realmente son, y parece la habitación mucho más grande.

En caso de que las ventanas que queremos cubrir sean las ventanas anchas se colocan a menudo para capturar una vista espectacular.  En estos casos puede usar las cortinas para minimizar la interferencia de demasiada luz.

 

En Pujadas i Martí somos especialistas en cortinas, de ahí que podamos ayudarte a confeccionar los diseños de las cortinas de tu hogar. Además, estamos al día de todas las novedades que se lanzan al mercado, lo que nos coloca a la vanguardia de otros comercios del sector. Así pues, si estás pensando en decorar o redecorar tu hogar no dudes en acudir a nuestras instalaciones. Nosotros te ayudaremos a escoger adecuadamente.

 

 

10 tipos de tela para cortina con los que acertarás seguro

Tipos de tela con los que acertarás

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de tejidos con que realizar las cortinas de nuestro hogar. Sin embargo, no todas son idóneas para una vivienda, por lo que es necesario antes valorar cada una de ellas de manera particular. De ahí que en Pujadas i Martí hayamos realizado el siguientes post para ayudarte a ver los árboles entre tanto bosque de materiales y acabados y que tipos de tela acoplarán mejor en tu hogar.

 

10 tipos de tela para cortina con los que acertarás seguro

Hay diez tipos de tela para cortinas con los que acertaremos al confeccionar nuestras cortinas. Son los siguientes:

  1. Telas para cortinas realizadas en algodón. Se trata de la opción más básica, la tradicional y la que más versatilidad suele tener. En este caso es un tejido natural, que se obtiene directamente del fruto de una planta, por lo que no suele contener productos químicos. El aire suele circular a través de él, por lo que está especialmente recomendado para cubrir ventanas de zonas con corriente, ya que podemos aprovecharnos de esta condición durante el verano y mantenemos frescas las estancias sin necesidad de recurrir al aire acondicionado. Esta misma facultad le convierte en un tejido aliado contra la humedad por lo que mantiene a raya los hongos.  Además, se trata de un tejido muy resistente, por lo que puedes emplearlo tanto en zonas de paso como en habitaciones de niños.Tipos de tela

  2. Telas para cortinas de poliéster. En este caso estamos ante un tejido artificial de gran resistencia. Se obtiene a partir del petróleo y tiene una gran dureza al tiempo que es muy dúctil. Desde su aparición en el mundo de la moda, se ha empleado para muchas cosas, especialmente para la confección de textiles del hogar. Presenta muchas ventajas, aunque destaca sobre todas su capacidad para absorber colores. De ahí que podamos encontrar tejidos de poliéster con gran variedad de colores y estampados. Es, además, muy ligero, por lo que se pueden confeccionar cortinas de gran tamaño sin que temamos el momento en que tengamos que descolgarlas para su limpieza. Y precisamente su limpieza es otra de sus particularidades, se ensucian mucho menos que otros tejidos ya que su componente plástico le permite repeler buena parte del polvo que hay en el ambiente. Además, hay que destacar que son tejidos de precios muy asequibles.

  3. Telas de lino para cortinas. En este caso se trata de un tejido natural, que al igual que el algodón transpira muy bien y repele la humedad. La principal característica de estas telas es su caída, lo que permite realizar unos plisados de gran belleza en los espacios en los que se colocan las cortinas confeccionadas con este material. Eso sí, su precio es muy elevado, por lo que no es frecuente encontrar cortinas confeccionadas sólo y exclusivamente con lino.

  4. Telas de cortinas que combinan poliéster y algodón. Es el tejido más empleado para la confección de cortinas. Se trata de un tejido de precio asequible que tiene una gran resistencia y se puede decorar o tintar de muchas maneras diferentes. Además tiene un tacto suave y está indicado para todo tipo de estancias.

  5. Telas de cortinas de viscosa. En esta ocasión la tela es una fibra de celulosa regenerada, lo que permite el empleo de tintes y estampados sobre su superficie, al tiempo que tiene mucha caída y resistencia. Este tejido también lo encontraremos con el nombre de rayón y está especialmente recomendado para zonas calurosas.

  6. Telas para cortinas de algodón, poliéster y lino. Con esta combinación de materiales se consigue una tela que tiene propiedades de todos los materiales beneficiándose de cada uno de ellos. El porcentaje de lino es muy pequeño ya que de otra manera el precio del tejido se dispararía.

  7. Telas para cortinas de lana. Se trata de telas a las que se les ha introducido fibras de lana para que sean más suaves y tengan más cuerpo. De esta manera se consigue otra caída y más aislamiento.

  8. Telas de cortinas de PVC. La principal característica de estos tejidos es que son impermeables, por lo que están especialmente indicados para los locales comerciales, sobre todo los que cuentan con una parte exterior.

  9. Telas para cortinas de poliéster y PVC. Es otra de las combinaciones que podemos encontrar en el mercado no es habitual, pero suele emplearse sobre todo en espacios comerciales.

  10. Telas para cortinas de poliéster y  viscosa. De nuevo, una combinación de tejidos artificiales para conseguir nuevos acabados, imprimaciones y, sobre todo, nuevas prestaciones en lo que a cortinas se refiere.

 

Todas estas telas para cortina están disponibles en las tiendas de Pujadas i Martí, tanto en la física como en la virtual. Por lo que no tienes más que ponerte en contacto con nosotros y te la serviremos en unos días. Además, podemos asesorarte en caso de que a pesar de todo lo que te hemos contado, sigues teniendo dudas al respecto de las telas para cortinas. No dudes en escribirnos.

 

Cortinas creativas

Cortinas creativas

Las cortinas creativas están de moda. Y es que el hogar ya no se entiende como un espacio monótono en el que se colocan elementos sin criterios; todo lo contrario. Ahora las cortinas, la ropa de cama, los complementos y todo cuanto conforma nuestra vivienda es sometido a un estudio o a un equilibrio en el que nada es fortuito.

Leer más

Tips para combinar la ropa de cama con las cortinas

Para combinar la ropa de cama con las cortinas hay que seguir una serie de indicaciones con las que podrás reforzar el estilo y la elegancia de tu vivienda.

 

En Pujadas i Martí somos conscientes de que no todas las personas saben combinar la ropa de cama con las cortinas, razón por la que hemos recogido una serie de recomendaciones con las que podrás aprender a hacerlo. Son los siguientes:

 

  • Combinar los tejidos adecuadamente para que nuestro dormitorio no parezca un catálogo de texturas y colores. Si optamos por tejidos  naturales para un entorno vintage, evita introducir colores estridentes o tejidos excesivamente llamativos como el terciopelo. Lo mejor para estos casos es el algodón. Si, por el contrario, nos gustan los tejidos modernos, lo mejor es escoger soluciones parecidas para ropa de cama y cortinas. De esta manera evitaremos los choques.

Tips ara combinar la ropa de cama con las cortinas

 

  • Mucho cuidado con la elección de los estampados. Si nos gusta este tipo de soluciones, hay que prestar atención a la selección de colchas y cortinas para no crear un ambiente estridente. De esta manera, debemos olvidarnos de elegir flores y cuadros; flores y rayas; motivos geométricos desiguales; o la combinación de geometría con flores. Si escogemos un estampado de este tipo para nuestra ropa de cama, nada mejor que utilizar cortinas de un único tono liso para las cortinas. También puede funcionar al revés.

 

Tips ara combinar la ropa de cama con las cortinas

  • Atención con los colores. La elección de los colores de una habitación es vital para crear un ambiente propicia para el descanso. En este sentido, lo mejor es elegir colores que tengan la misma base, tanto para edredones, como para colchas, cojines y cortinas. Esto no significa que todo tenga que ser del mismo color; todo lo contrario. Los colores deben pertenecer a la misma gama cromática, siendo ideales los que propician el afloramiento de estados de ánimo calmados. Casos del azul, el verde o los blancos. No son recomendables los colores de la gama de los naranjas, los amarillos o los rojos, ya que según los expertos son estridentes y funcionan como sugestión de las emociones. Sin embargo, esto no siempre es así y hay personas que prefieren estos colores para llenarse de actitudes positivas cuando terminan su jornada de trabajo.

 

  • En el caso de las fundas nórdicas con estampados especiales como serigrafiados o retratos. Para estos casos, lo mejor es seleccionar una cortina de dos partes en las que la gran parte de la ventana se cubra con un visillo y la parte exterior de la misma (sobrevisillo, volante superior, etc.) se realice en el mismo tejido de la funda nórdica o edredón.

 

  • Si nuestra colcha o edredón es neutro y carece de color. En este caso, podemos optar por introducir colores y estampados en las cortinas, haciendo que la habitación aparezca atractiva y nada anodina.

Tips ara combinar la ropa de cama con las cortinas

 

  • Cuidado con el tono de las paredes. Otra variante que debemos tener en cuenta a la hora de combinar la ropa de cama con las cortinas es el color de las paredes. Incluso si tiene texturas o algún efecto. Dependiendo de todo ello, escogeremos colores o tejidos de una manera u otra para no aparecer como espacio recargado.

 

En Pujadas i Marti tenemos todas las telas y muchas ideas para ayudarte a combinar la ropa de cama con las cortinas, y que tu vivienda luzca maravillosa. Basta que vengas a nuestra tienda y que nos expliques aquello que ya tienes o tus preferencias. Nosotros te ayudaremos a diseñar tu proyecto y a llevarlo a cabo de la mejor manera posible.

Las cortinas en la historia, ¿por qué son importantes?

A lo largo de los tiempos hemos podido comprobar como las cortinas en la historia han destacado por ser un elemento imprescindible en la decoración de interiores.

Las cortinas en la historia: la Edad Antigua

Una de las primeras reseñas sobre las cortinas que se han encontrado está vinculada al arte dramático. Su empleo sería similar al que hoy realiza el telón de boca; es decir, marcar el inicio y el final de la representación, así como de los diferentes actos de los que se compone la obra teatral.

También se han encontrado referencias al empleo de las cortinas como elemento para crear espacios independientes. Especialmente relevante fue el uso de las cortinas en los templos, donde se utilizaban para separar los espacios sagrados de los espacios públicos. Así se hizo, por ejemplo, en los templos judíos de la Antigüedad y en los de la Grecia clásica. Esta costumbre se mantuvo durante la Edad Media y el Renacimiento, cuando se incorporó el terciopelo como tejido para confeccionar las cortinas.

El empleo doméstico de la cortina es habitual ya en los tiempos del Imperio Romano. En este momento, las cortinas se emplean para cubrir puertas y ventanas, ganando con ello privacidad en el interior de las viviendas.

En la Edad Media, y por influencia de los pueblos bárbaros procedentes de centro Europa, comienza a utilizarse la cortina como un elemento aislante. Una función que se mantendrían durante toda su historia, aunque sólo en aquellos elementos que cubrían las ventanas.

las cortinas en la historia

El Barroco transforma la cortina en un elementos de preciosismo, convirtiéndola en materia prima de puestas en escena (se introduce en la escenografía de las obras de teatro) y en la decoración de los palacios (ocupando los grandes ventanales de las viviendas de los más poderosos).

A partir de este momento, además, la cortina se convierte en un elemento más de la decoración de la vivienda, cumpliendo además, su función práctica (aislante del frío y de la luz, así como de las miradas de los curiosos). Un objetivo que se ha mantenido hasta nuestros días.

 

 

Las cortinas en la historia: formas y tejidos

Mientras que en Oriente Próximo las cortinas se confeccionaban con tejidos ricos como las sedas o el damasco; en Roma se optó por tejidos menos nobles, como el algodón y la lana. Eso sí, en las viviendas ricas seguían empleando tejidos al gusto oriental.

las cortinas en la historia

Durante el Renacimiento, las cortinas se confeccionaron de tejidos ricos, se colgaron del techo y sus hojas se recogían con grandes cintas doradas que se abrían y se cerraban para permitir el paso de los transeúntes. En los dormitorios, sin embargo, las cortinas se confeccionaban de manera que cayeran en cascada. Para decorarlas aún más se emplearon bordados, flecos, apliques y guarniciones. En esta época es cuando se desarrolla el tejido estampado. Es decir, es el  o motivos vegetales.

Durante el Barroco la cortina se reinventa adquiriendo formas drapeadas, conformándose de tejidos rellenos en algunas ocasiones en las que se requiere mayor privacidad, e incorporando pasamanería o bordados en oro para sus remates. Digo de estudio son los diseños franceses de los siglos XVII y posteriores, donde la cortina alcanza su mayor esplendor.

Durante el siglo XIX y como vuelta de tuerca de todo lo anterior, se confeccionan unas cortinas excesivamente cargadas y pesadas; en las que se invierten muchos metros de tela. Lo que dificulta, y mucho, su confección y limpieza. Por suerte, esta moda sólo duró un tiempo.

En Pujadas i Martí tenemos una amplia variedad de tejidos con los que puedes confeccionar las cortinas de tu hogar inspiradas en la época que más te interese. Sólo tienes que proponer su ejecución, escoger los materiales, colores y tamaños. Del resto nos encargamos nosotros.